Asesora de Lactancia Materna

¿Por Qué Un Buen Agarre Es La Mejor Alternativa Para Evitar El Dolor?

El dolor en la lactancia es una de las principales causas de abandono de esta, ya que se tiene pensado que es normal, pero en realidad no lo es y muchas veces el dolor proviene de un mal agarre.

Aunque lograr un buen agarre o buen acople no es difícil, muchas madres cuando comienzan con sus lactancias no tienen idea de que como es un buen agarre.

Es por eso que en este post te voy a explicar el paso a paso para que logres un buen acople y puedas disfrutar de tu lactancia, aunque antes veremos que es el agarre.

Contacto entre madre y bebé

¿Qué es el agarre o acople?

El agarre es como tú bebé se agarra del pecho para succionar, es decir como toma el pecho para succionar y alimentarse.

Y dependiendo de cómo se agarre el bebé puede influir de forma negativa o positiva en la lactancia.

¿Cómo afecta el acople en la lactancia?

Si hay un acople incorrecto se puede ver afectada la producción de leche, ya que el bebé al agarrar mal el pecho no puede estimular bien todas las glándulas mamarias, a su vez esto afecta a la subida de peso del bebé e incluso puedes llegar a tener llagas y dolor.

Y como decía arriba amamantar no debe doler, entonces si sientes algún tipo de dolor significa que algo no anda bien y lo más probable es que sea el agarre.

Ahora que ya sabes que es el agarre y cómo afecta en la lactancia te voy a explicar cómo lograr un buen agarre.

Características de un buen agarre:

Un buen agarre tiene varias características que puedes observar mirando la boca de tu bebé, algunas son:

  • Los labios están evertidos como la boca de un pez
  • Las mejillas del bebé están redondeadas
  • No hay ruido durante la succión
  • El cuerpo del bebé está alineado
  • La pera o mentón están pegados al pecho
  • La boca agarra gran parte de la areola
Buen agarre
Buen Agarre

Pasos para corregir el mal agarre

Si al observar a tu bebé mientras esta mamando notas que hay mal agarre es importante que lo corrijas, para hacer esto puedes introducir tu dedo meñique (limpio) en la comisura de los labios del bebé para que el bebé abra la boca y suelte el pecho.

Antes de introducir nuevamente el pecho en la boca del bebé, debes esperar a que este abra bien su boca.

Para lograr esto puedes estimular al bebé pasando el pezón por la nariz, esto instintivamente hará que el bebé abra la boca por completo favoreciendo el agarre.

Este proceso es necesario realizarlo hasta que tu bebé se acople bien al pecho.

Tips:

El contacto piel con piel es ideal para que el bebé se agarre al pecho, para hacer esto puedes recostarte en tu cama sin ropa y poner a tu bebé sin ropa (sólo pañal y pueden taparse con una manta) sobre tu pecho.

Para que vaya sintiendo tu olor y busque el pecho, esto no sólo favorece la lactancia también favorece el apego entre madre y bebé.

También es muy importante es aprender a identificar las señales tempranas que da tu bebé cuando tiene hambre, para así evitar ofrecer el pecho cuando ya está llorando.

Ya que si el bebé llora lo más probable es que no tome el pecho o lo agarre mal.

Algunas de las señales tempranas de hambre en el bebé son:

  • Mueve la cabeza para ambos lados (como buscando el pecho)
  • Se lleva las manos a la boca
  • Abre la boca

Cuando veas estas señales ofrece el pecho del bebé, ya que estará dispuesto abrir bien su boca y en caso de tener que quitar el pecho para corregir el acople, no estará irritado.

Esto facilita mucho las cosas.

agarre

Señales de hambre tardía:

  • Llanto
  • Irritación

Ofrecer el pecho cuando el bebé ya está llorando no favorece el acople, ya que es probable que lo rechace.

Corrige la postura:

La postura del bebé durante la succión es muy importante, esta debe ser recta es decir que la cabeza, hombros y cadera dibujen una línea recta.

Con el estómago del bebé hacia dentro, si la cabeza del bebé está torcida hacia un lado provoca que la succión sea muy débil y que la transferencia de leche no sea correcta.

Perjudicando el agarre del pecho y la producción de leche, además que está posición es sumamente incómoda para el bebé, sólo intenta tu beber un poco de agua con tu cuello torcido hacia algún lado y notarás lo difícil que es.

Mal agarre
Mal agarre

Durante la lactancia es importante que la madre y el bebé estén cómodos, es por eso que debes buscar una posición que te acomode a ti y a tu bebé, siempre cuidando de que el cuerpo del bebé quede en una posición recta, tal como aparece en la imagen.

¿Qué sucede si después de intentar todo no logras un buen agarre?

En caso de que esto suceda puedes contactar con una asesora de lactancia materna certificada o si prefieres puedes contactar conmigo para darte una asesoría personalizada.

Para contactarte conmigo sólo debes hacer click aquí o enviarme un Whatsapp, cada asesoría es de forma gratuita y personalizada.

Cualquier duda que tengas sobre acople o sobre lactancia en general déjamela en los comentarios, estaré feliz de apoyarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *